Esta visionaria alemana fue la primera persona que recorrió en automóvil una distancia larga. Lo hizo en 1888, al volante del primer prototipo propulsado por un motor de combustión interna, creado por su marido, Karl Benz. El invento, de tres ruedas, se hizo famoso gracias a esta hazaña. Y la conductora pasó a la historia no sólo por manejarlo, sino además por arreglarlo cada vez que le falló durante su trayecto. Así, se transformó también en la primera mecánica automotriz del mundo.

¿Qué recuerdas de ese viaje?
– Le dejé una nota a mi marido diciéndole que iría a la casa de mi madre y me subí al carro que él había patentado en 1886 como Benz Patent-Motorwagen. Sin permiso de las autoridades, lo manejé en caminos destinados a los carruajes, junto a mis dos hijos mayores. A los dos más chicos los dejé en casa, aún no nacía nuestra quinta hija. Conduje desde Mannheim hasta Pforzheim, mi pueblo natal, donde vivía mi madre, recorriendo una distancia de más de 100 km. Durante el viaje hubo que resolver varios problemas. Uno de ellos fue conseguir ligroína, el disolvente de petróleo necesario para que el automóvil funcionara y que sólo estaba disponible en las boticas. Me detuve en una farmacia de la ciudad de Wiesloch para comprar el combustible y luego, en cada fuente de agua que encontré en el camino, con el fin de conseguir la que el vehículo necesitaba. Usé una pinza para el pelo a fin de reparar el sistema de ignición y también una de mis ligas para recomponer un cable eléctrico pelado. Después recurrí a la ayuda de un herrero y así arreglamos una cadena de transmisión limpiando una tubería de combustible que se había bloqueado, utilizando un alfiler de mi sombrero. Las dos velocidades y la poca potencia del motor no eran suficientes para subir las pendientes, por lo que mis niños tuvieron que empujar el carro. Habíamos comenzado el viaje al amanecer y llegamos a destino después del crepúsculo. Entonces, por telegrama le notifiqué a mi marido sobre el exitoso recorrido, que hice de regreso varios días más tarde.

Tu hazaña terminó siendo de gran ayuda para el desarrollo del automóvil.
– Era lo que quería. Mi marido tenía el auto en su taller y lo manejaba sólo dentro de nuestras propiedades, sin intenciones de comercializarlo, por lo que habíamos empezado a tener problemas económicos. Ambos habíamos invertido en su desarrollo y sentí necesario demostrarle a Karl que su invento podía alcanzar un gran éxito financiero una vez que se probara su utilidad. Recuerdo que, durante mi trayecto, muchas personas se asustaron por el paso del automóvil, pero logramos una gran publicidad, que era mi intención. Fue un acontecimiento clave en el desarrollo técnico del vehículo, ya que permitió ver la necesidad de realizar mejoras. Con el tiempo, mi esposo y otro pionero de la industria automotriz, Gottlieb Daimler, fundaron la actual Daimler AG, creadora de la prestigiosa marca Mercedes Benz.

¿Sabías que hoy existe un camino llamado “Bertha Benz Memorial Route”?
– Claro, en el año 2008 la ruta fue aprobada como patrimonio industrial de la humanidad. Está señalizada y sigue el trayecto que realicé desde Mannheim hasta Pforzheim, atravesando la Selva Negra. Posteriormente, en el 2011, se celebró el primer Bertha Benz Challenge en esta misma ruta, con el lema “movilidad sostenible en la vía para automóviles más antigua del mundo”. Es bueno que se recuerde mi logro, que no tuvo otro objetivo más que el de fortalecer la confianza de mi marido en sus inventos. Yo crecí en una familia acomodada y siempre me interesaron los negocios. Cuando era soltera, invertí en una compañía constructora de hierro. Pero después de contraer matrimonio con Karl, en 1872, perdí poder legal para actuar como inversionista, debido a lo que estipulaba la legislación alemana de la época. Si bien yo financié el proceso de desarrollo del invento de mi marido, como una mujer casada no se me permitió solicitar la patente. Sin embargo, siempre estuve muy pendiente de colaborar con él y apoyarlo en sus emprendimientos.

* Frases extraídas y adaptadas para efectos de esta nota, a partir de biografías de Bertha Benz publicadas en wikipedia.org y abc.es.