Fabiola Salinas

Fundación Raipillán

Premio Mujer Impacta 2015

Hace 11 años creó Raipillán, grupo folclórico que tiene su origen en La Legua y en el que participan alrededor de 300 personas. Ganó el Premio Mujer Impacta 2015 por gestar el cambio social de mayor impacto en la comuna de San Joaquín, permitiendo que muchos jóvenes se mantengan alejados de las drogas y la delincuencia a través del canto y la danza.

Nacida y criada en La Legua, creció viendo cómo su madre trabajaba todos los días en su máquina de coser, mientras su padre era bodeguero en una tienda del centro de Santiago. Gracias a ellos, a Fabiola y a sus dos hermanos no les faltó nada para vivir, en comparación con muchas otras familias del sector, “tuve una infancia humilde, pero feliz”, cuenta.

Fabiola vive en un pasaje cercano a la Parroquia San Cayetano, cuyas paredes están cubiertas de murales con motivos religiosos y en grandes letras cursivas se lee “La gloria de Dios es que el pobre viva”. Éste es el sector de la Legua Vieja, un barrio emblemático de Santiago y una de las primeras poblaciones de la capital.

Con el pelo oscuro que le cae ondulado hasta los hombros y algo de nostalgia en la mirada, Fabiola relata que desde su juventud era una persona con mucha personalidad. Participaba en un coro infantil de la parroquia, del cual guarda muy buenos recuerdos, “bailábamos y cantábamos folclore, tocábamos instrumentos, hacíamos teatro, era bonito”, relata.

A los 17 años conoció a un joven mayor que ella, que vivía en la casa del frente, “en esos tiempos yo no pololeaba, era muy reservada porque estaba en una escuela de monjas”, dice. Pero esta vez fue diferente, ambos se enamoraron y poco tiempo después contrajeron matrimonio, luego de que ella egresara como técnico en párvulos de su escuela, “era una relación madura, recibí el título y me casé en junio, con 19 años”. Tuvieron un hijo y, posteriormente, compraron una casa en La Florida donde alcanzaron a vivir tres años, hasta el nacimiento su segunda hija.