Ayúdanos a cambiar el mundo AQUÍ

Logo

Carolina Galaz

Fundación La Caracola a ser feliz

Premio Mujer Impacta 2016

Publicado Diciembre 15, 2019
Por Mujer Impacta

Soy artista plástica y autodidacta. Al salir del colegio viajé a Estados Unidos donde decidí seguir la carrera de danza, pero tuve que abandonar ese sueño debido a una lesión sin retorno. Ese fue uno de los momentos más difíciles de mi trayectoria.

Pero ese dolor lo transformé en ganas de trabajar en programas de desarrollo de la creatividad artística para niños en situación de calle y en cuidados paliativos con cáncer terminal, ayudándolos a identificar, expresar y elaborar sus emociones. Eso me cambió la vida y al regresar a Chile en 1997 estaba convencida de que la creatividad es una herramienta poderosa para la vida y que todos la pueden potenciar y desarrollar.

Comencé a trabajar en el Hospital Calvo Mackenna porque allí llegan muchos casos de niños diagnosticados con cáncer. Allí, junto a un equipo, les doy arte-terapia. Tratamos temáticas muy adecuadas a la realidad que están viviendo, por ejemplo, con los chiquillos exploro muchísimo el tema del duelo, el dolor, cómo expresar las emociones negativas en las fases del tratamiento y esto hace que el paciente avance de manera mucho más fluida, más rápida”.

Esta metodología es la primera experiencia con arte-terapia que se ha implementado con los pacientes oncológicos en el hospital. No es sólo arte por hacer arte, el método es muy desde el cariño, desde el conocer al paciente, el trabajo en equipo y un quehacer muy profesional y ético. He intentado que sea un aporte al 100%.

Para el equipo del hospital también realizamos sesiones de autocuidado para apoyar, en los procesos de pena, a los profesionales que trabajan con los niños enfermos. Uno se vincula con ellos y los quiere muchísimo; cuando los pierdes o se van, duele. Por eso es importante ayudarlos a ellos también.

Mi taller está ubicado en Vitacura y allí está el olor de la vida. “Lacaracola Espacio Creativo”, es un taller que creé hace casi 20 años, dirigido a niños y jóvenes de entre 2 y 16 años. A través del arte, abordo la creatividad como un recurso de vida y aprendizaje que adquieren de forma lúdica y experiencial. Comencé con 16 niños y adolescentes hoy ya son más de 10 mil los que han tenido la experiencia metodológica. Acá todos podemos ser como somos y demostrar cómo estamos. Puedo conocer la esencia de cada uno, no hay etiquetas. Juntos vamos descubriendo nuestra identidad, podemos equivocarnos y no hay prejuicios.

Lacaracola es una metodología que potencia el ser a través del hacer y promueve el encuentro entre el inconsciente y el consciente. Ayuda a que cualquiera comprenda e internalice la idea de que puede lograr desarrollar el máximo potencial tanto de sus fortalezas como debilidades. Ojalá ningún niño vea interrumpida su infancia; prolonguémosla, valorémosla, que no se queden sin jugar, sin descubrir y que se rodeen de alegría y seres queridos. Nosotros podemos elegir cómo vivir lo que nos está pasando.

Desde el 2013, impartimos en La Caracola Espacio Creativo esta metodología en cuatro escuelas municipalizadas y subvencionadas en 5tos y 6tos básicos. Nos encontramos también con muchos niños con necesidades de contención, muy solos. Es una situación que se produce de manera transversal.

Ese mismo año comencé a trabajar en Vitaintegración, atendiendo a personas con discapacidad. Se usa la misma metodología, pero desde sus capacidades y eso es súper importante. Nuestro desafío es la flexibilidad para trabajar con quien sea que tengamos delante.

Y en 2016, constituí la Fundación Lacaracola, a Ser Feliz, que tiene por objetivo acompañar a niños y adolescentes con cáncer en la red de hospitales de la salud pública. A través de su metodología, busca mejorar su calidad de vida lo más posible, dado el contexto de su enfermedad.