Rossana Cortés

Produce eco-adoquines con relaves mineros

Premio Región Mujer Impacta Atacama 2019

Rossana Cortés sabe lo que es crecer rodeada de relaves mineros. Donde el gris predomina y no hay espacios públicos para el esparcimiento. Sabe también de niños que, en medio de su inocencia, juegan con esa polvareda contaminante como si fuera tierra fértil. Y sabe, además, de todas las consecuencias y de la preocupación colectiva que eso ha generado en la localidad de Algarrobo de la comuna de Tierra Amarilla.

Por eso, cuando se enteró de que la industria en China no dejaba pasivos mineros en sus actividades, comenzó a investigar y junto con su pareja decidieron hacer eco-adoquines con esos residuos que rodean su comunidad. Por esta iniciativa, el jurado la eligió ganadora del Premio Región Mujer Impacta Atacama.  

Gracias a un fondo que se ganó tras presentar su proyecto a un concurso que abrió la Minera Candelaria para la comunidad, Rossana comenzó en 2016 con las investigaciones para saber si podrían producirse estos eco- adoquines. Ella cuenta que con ese dinero pudieron iniciar los estudios –junto con la Dirección de Metalurgia de la Universidad de Atacama–. En 2017 se ganó otro fondo, esta vez con CORFO y allí lograron terminar los análisis: el ladrillo es resistente, sirve para plazas públicas y senderos y, lo más importante, sin generar contaminación.

“Esto será un sueño hecho realidad. Cuando empecemos a producirlos, podremos dar empleo a esas personas que son marginadas: personas con antecedentes penales, aquellos que no han terminado el cuarto medio y esas madres que no pueden cumplir un horario regular porque tienen que cuidar a sus hijos”, agregó Rossana.