Logo
Por Mujer Impacta
Publicado Noviembre 2, 2020

16 mujeres que impactan Chile

Este año, la convocatoria al Premio Mujer Impacta recibió 422 postulaciones, el doble que su versión anterior. Cada una es una historia de mujeres que están generando un aporte a su comunidad y a Chile.

Aquí, las 16 finalistas al galardón nacional. 

1 – Mitigar el cambio climático

Natalia Rebolledo (38) nunca vio tanta necesidad de tomar acciones concretas para adaptarse al cambio climático como cuando se cambió a la Región de Coquimbo. Hace cinco años creó la Fundación Un Alto en el Desierto, una organización sin fines de lucro que hoy apoya a 15 escuelas rurales que reciclan “aguas grises”, ahorrando lo equivalente a 100 camiones aljibe al año. Con su iniciativa ha ayudado a más de 20.000 personas. Instagram: @unaltoeneldesierto

2 – Nueva instancia de empleabilidad 

Marisol Alarcón (36) busca luchar contra dos paradigmas: por un lado, la baja participación femenina en la industria tecnológica; por otro, la creencia de que se necesita un diploma universitario para agregar valor a la sociedad. Hace cinco años, fundó Laboratoria en Chile, un startup social que entrega una carrera en tecnología a mujeres que no han tenido oportunidades de acceder a educación de calidad. A la fecha, 500 mujeres han egresado de los cursos. Instagram: @laboratoriala

3 – Una vida dedicada al reciclaje

María Soledad Mella (50) comenzó a recolectar la basura de su población, Lo Hermida, Peñalolén, cuando recién tenía 15 años. Hoy, es profesionalizada como recicladora de base, retira el material directamente en las empresas a bordo de su camioneta y segrega los residuos en su propio centro de acopio. Es, además, la presidenta de la Asociación Nacional de Recicladores de Chile desde 2007. En esa labor, apoya a más de 60.000 personas, más de la mitad de ellas mujeres. Facebook: Movimiento Nacional de Recicladores de Chile

4 – Consciencia bariátrica 

En 2010, Carolina Lillo (40) realizó una cirugía bariátrica y experimentó todas las consecuencias negativas de esta: cambios hormonales, hipotermia y prácticamente ningún resultado visible al problema original que quería apuntar. Movida por esto, creó hace tres años el Centro Integral Podes de La Florida, donde ha apoyado a más de 400 mujeres a tomar una decisión consciente sobre una cirugía tras pasar por un programa con nutricionistas, psicólogos y entrenadores. Instagram: @guatitas_delantal_la_florida

5 – Lectura para todos 

Acercar el universo literario para todos los habitantes de la Región de Los Lagos ha sido siempre una determinación de María Teolinda Higueras (62). Hace décadas ayudó a fundar la biblioteca de Quemchi y, desde 2016, cuenta con su propia Bibliolancha Itinerante, única en todo el país, y que visita cada isla del archipiélago para que los habitantes de estas puedan ir a visitar la biblioteca y también recibir capacitaciones y talleres culturales. 

6 – Mostrar a los invisibilizados 

Cuando Ana Paula Vieira (50) era niña, se suicidaron dos hombres mayores cercanos a ella. Sus inquietudes ante estas dos muertes han estado presentes en toda su vida, acompañando el camino por el que optó como psicóloga y gerontóloga. En 2018, creó la Fundación Míranos, que busca promover la atención de suicidios de adultos mayores a través de comunicaciones, capacitaciones, investigaciones y apoyo psicosocial. Hasta hoy, ha atendido a más de mil personas. Instagram: @fmiranos

7 – Nunca es tarde para estudiar 

Teresa Jotar (63) obtuvo su título de profesora de Educación Básica cuando ya tenía 39 años. A esa edad, se fue a Cañete, Región del Biobío y se percato del alto porcentaje de personas que no tenían sus estudios terminados. Por ello, creó hace casi dos décadas el primer Centro de Educación Integral para Adultos (CEIA) para quienes no han finalizado sus estudios por diferentes motivos. Más de 2.000 estudiantes ya han egresado del CEIA. Facebook: CEIA Quimahue

8 – Contra el tráfico de animales 

Matrona de profesión, Elba Muñoz (70) jamás pensó que los monos podrían cambiar su vida por siempre. Tras recibir a varios animales víctimas del tráfico en su hogar, el SAG le ofreció la alternativa de crear un centro de rescate. Hoy, el Centro de Rehabilitación y Rescate de Primates de Peñaflor tiene 170 monos de diferentes especies y es un espacio abierto a escolares, voluntarios, investigadores, niños con necesidades especiales y personas en rehabilitación. Instagram: @centrodeprimates

9 – Acogida de niños 

Luego de ver a niños muy chicos trabajando en Curicó por unas pocas monedas, Silvia Sittler (60) resolvió hace más de 20 años crear la Corporación NAIM, una entidad privada sin fines de lucro cuya misión es acoger durante el día a niños, adolescentes y familias que viven en marginalidad social y vulneración de derechos. El lugar busca ser un espacio de acogida, donde los niños compartan entre ellos. Solo en 2020, ha apoyado a más de 300 niños y familias. Instagram: @naimcurico

10 – Cuentos para la infancia sorda 

Cuando Natacha Valenzuela (50) descubrió que la infancia sorda no conoce el español y, por ende, la lectura como los demás la conocen, resolvió actuar. Tomó algunos libros de cuentos que había escrito y junto a un grupo en Viña del Mar los convirtió en varias obras literarias adaptadas para la comunidad sorda: videolibros en lengua de señas. Tras más de cinco años, ha beneficiado a cientos de familias y niños.  Instagram: @historiastodos

11 – Una batalla contra el cáncer 

Después de que su tercera hija fuera víctima del cáncer, Mónica Arteaga (63) sintió la responsabilidad de apoyar a familias como la suya. Hace 19 años creó la Fundación de Ayuda al Niño Oncológico Casa Sagrada Familia, en Santiago, que puede recibir simultáneamente a 30 niños con su apoderado. A la fecha ha apoyado a más de 400 familias y hoy busca construir un hospice pediátrico, donde recibirá a niños que estén en la etapa final de su vida. Instagram: @casafamilia_fundacion

12 – Artesanías todo el año 

Desde temprano, como encargada de turismo rural en Los Lagos, Fabiola Díaz (44) se percató de las muchas dificultades que tenían los artesanos de la región para poder sostenerse más allá de la temporada turística o de las ferias. Por eso, hace cuatro años creó Aldea Artesanal, una plataforma e-commerce que le ha permitido a más de 35 familias de artesanos de Lago Ranco hasta Dalcahue vender todo el año sus productos. Instagram: @aldeaartesanal_

13 – Completar la escolaridad 

Profesora de vocación, Debbie Elena del Carmen Bustamante (61) lleva más de 30 años de servicio en pedagogía. Desde 2017, como directora de la Fundación Entreser, completa la escolaridad de mujeres que no han terminado el colegio con una modalidad itinerante, flexible y vespertina. Las estudiantes pagan solo cuando logran aprobar un examen estandarizado. Hoy, 9.000 mujeres han logrado completar su enseñanza en tres sedes: Santiago, Colina y Valparaíso. 

14 – Atajar el ciberacoso 

Evanyely Zamorano (46) y su marido vivieron lo peor que le puede pasar a los padres: su hija Kathy se suicidó en 2018 debido a varios episodios de ciberacoso que no lograron detectar. Durante el duelo, crearon la Fundación Summer con el objetivo de sensibilizar a las comunidades escolares del país respecto del acoso y prevenir el suicidio juvenil. Solo en 2019 dieron más de 200 charlas a distintas comunidades educativas, impactando a más de 80.000 personas de forma directa. Instagram: @fsummercl

15 – Patios comunitarios 

A Emilia Fuentes (47) siempre le incomodó que un terreno cercano a su casa estuviera con pasto seco y lleno de basura. Por eso, hace tres años convirtió a este espacio y otros terrenos abandonados en parques y plazas hoy conocidos como “el Patio de Mila”, beneficiando a más de 40 familias de Quinta Normal. Debido a la red de apoyo que Emilia desarrolló, resolvió crear una página de Facebook con el mismo nombre y convertirlo en una cadena de ayuda para quienes lo necesiten. Facebook: El Patio De Mila

16 – Enseñanza multicultural 

Ante el cada vez mayor número de inmigrantes haitianos en la comuna de San José de Maipo, Alejandra Donoso (58) los recibió en su casa, con una cena de Navidad, hace cinco años. Pronto se dio cuenta de la necesidad que ellos tenían en aprender el español, los chistes y la cultura chilena y fundó una escuela que ha beneficiado a más de 500 migrantes. Hoy, tiene el objetivo de abrir una ONG en la cual los inmigrantes aprendan oficios.   

Últimas publicaciones