Logo
Por Mujer Impacta
Publicado Noviembre 13, 2020

La joven chilena que busca cambiar el mundo

Considerada la joven más influyente de Chile en 2019, Julieta Martínez (17) no duda al sostener que las nuevas generaciones no son el “futuro del país, sino el presente”. Se le compara a Greta Thunberg, la joven activista por el cambio climático sueca.

Julieta es la creadora de Tremendas.cl, un colectivo de jóvenes y adolescentes empoderadas que se agrupan en una plataforma colaborativa y se basan en los 17 objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas  para generar acciones de impacto social, usando sus talentos y habilidades.

“La primera vez que pensé todo esto fue a los 12 años, ya que mi mamá trabaja en el mundo del emprendimiento e innovación empezó a llevarme a conversatorios y de a poco yo empecé a depararme con un oficio peculiar. La idea de ser emprendedora social, de dedicarme a cambiar el mundo fue algo que me enamoró desde muy pequeña”, comentó Julieta a Mujer Impacta. 

Julieta dijo que se sentía muy sola en ese deseo de ser emprendedora. “Sonaba raro, incluso entre mis compañeros. Otros, me decían que debería estudiar, trabajar, ganar plata y que ‘quizás después’ yo podría trabajar en lo social”, afirmó. Ante esta situación, Julieta empezó a investigar y a conocer mujeres y jóvenes de otras partes y descubrió que ellas “tenían proyectos muy, muy poderosos. Pero detrás de estas historias, también había una pena, de enfrentarse a puertas cerradas”. En ese contexto, Julieta pensó en un espacio para visibilizar, conectar a esas mujeres, tener la oportunidad de crear sus proyectos y potenciarlos. “Empezó a nacer algo tremendo”, afirmó, entre risas.  

Desde la segunda quincena de noviembre, Tremendas recibirá nuevas postulaciones para que niños, jóvenes y adolescentes se unan a la plataforma chilena. “El único requisito es querer cambiar el mundo”, sostuvo Julieta. Además, ahora la plataforma también se abrirá para el extranjero, pudiendo contar con tremendas mujeres en toda Latinoamérica. 

Cambio de mentalidad 

La cultura y las costumbres no son estáticas. Esta es la idea central de un grupo de cinco jóvenes latinoamericanos -entre ellos Julieta- que son parte de la “fuerza tarea” que apoyará a ONU Mujeres a impulsar la igualdad entre hombres y mujeres durante los próximos años. Se trata del Youth Task Force de la organización para hacer cumplir la agenda de Beijing sobre los derechos humanos de las mujeres. 

“Siento una alegría y responsabilidad gigantescas en participar de este grupo. Creo que es una oportunidad de aportar que tanto estaba esperando”, dijo Julieta. “Queremos que exista una participación efectiva de la juventud para poder llegar a un futuro en igualdad. La juventud ha sido vista durante mucho tiempo como inactiva, pero ahora necesitamos un espacio intergeneracional, que a la juventud no sea visto como un simple consultor o espectador, sino como protagonista”, sostuvo. Julieta planteó que, si bien mujeres y niñas, comparten distintas problemáticas, no necesariamente las viven de la misma manera: “Por eso mismo tenemos que buscar soluciones de forma distinta. Si queremos una sociedad realmente equitativa, igualitaria e inclusiva, todos los sectores tienen que estar involucrados a la hora de tomar decisiones”. 

Jóvenes en la región

Mujer Impacta también conversó con otros miembros latinoamericanos de la “fuerza tarea”.

La mexicana Alina Vallejo (29) comentó que “los prejuicios y estereotipos han impedido el acceso de las mujeres a varios derechos netamente por temas culturales. Pero las nuevas generaciones tienen mucha más consciencia de la violencia de género en general y de sus derechos en particular”. 

Por su parte, el argentino Juan Pablo Poli (22) afirmó que la principal herramienta para prevenir los estereotipos será la educación y que los jóvenes tienen “la obligación hacia todas las generaciones que no pudieron hacerlo y a todas las generaciones futuras de luchar para que los derechos se garanticen para todos”. 

Asimismo, la peruana María Alejandra Rodríguez (30), planteó que “es posible romper la desigualdad basada en ideas de supuestas diferencias entre hombres y mujeres que son, en realidad, construcciones sociales que se pueden cambiar”. 

Finalmente, el boliviano Alan Jarandilla (27) detalló que para que se cumplan todos los derechos, es necesario no solo un trabajo multigeneracional, “sino también multidisciplinario, que incluya a mujeres indígenas, las afrodescendientes, con discapacidad, etc.”. 

En Mujer Impacta estamos convencidas de que los cambios pueden lograrse y contamos con una gran red de mujeres de distintas edades, que están luchando para que eso sea posible. 

Últimas publicaciones