Por Mujer Impacta
Publicado Noviembre 24, 2020

“Mujeres, respetémonos, unámonos”

Abordar la violencia contra las mujeres, denunciarla y buscar cómo erradicarla. Estos fueron los temas tratados hoy en “Ciudadanas que impactan”, un bloque en el cual participa nuestra fundación todos los martes a las 11:00 en ADN Radio (FM 91.7). 

Con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, que se conmemora mañana, 25 de noviembre, en el programa de hoy los periodistas Aldo Schiappacasse y Sandra Zeballos conversaron con nuestra directora, María Paz Tagle, y con Catalina Cabrera, Premio Mujer Impacta 2018. 

Asistente social y maestra de artes marciales, ofrece de forma voluntaria clases gratuitas de defensa personal a mujeres y adultos mayores que han sido víctimas de violencia. Presta apoyo, además, a sobrevivientes de femicidio en Arica. 

“Estamos movilizando a las mujeres a no tener miedo a denunciar. Para que resguarden la integridad de las mujeres y también la de sus hijos y familias”, expuso Catalina, añadiendo que las relaciones nunca son solo de pareja, sino también “de familia”. 

En ese sentido, Catalina considera que la ley chilena debería enfocarse también en la reparación social y psicológica de las familias y debería “ser más drástica”. 

La entrevistada recordó que en Chile existe el servicio 1455 que atiende las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y que se creó para que cualquier persona que conozca la situación de violencia en un determinado hogar puedan hacerla de forma anónima. 

Debido a la pandemia, las consultas a los canales de orientación e información del Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (SernamEG) han tenido un importante aumento. Entre marzo y septiembre los contactos al fono 1455 registraron un alza del 190% en comparación al mismo periodo de 2019. 

Mientras tanto, los contactos al WhatsApp silencioso, que se implementó en abril para apoyar a mujeres que durante el confinamiento estaban conviviendo con su agresor, suman más de 18 mil y el Chat Web 1455, en el sitio acumula más de 5.300 atenciones.

Catalina también recordó que actualmente el SernamEG cuenta con 111 centros de la mujer en todo el país, además de 43 casas de acogida para mujeres que están en riesgo por situaciones violencia extrema. No obstante, recalcó que estas son “insuficientes” y que “necesitan contar con más herramientas de contención emocional, resguardo y horarios que sean más dignos”. 

Durante este año, más de 49 mil 200 mujeres han recibido atención en algunos de los centros que dispone SernamEG para entregar apoyo, protección y reparación en violencia, no solo física, también psicológica, sexual y económica.

“La mujer tiene que aprovechar este abanico de oportunidades para que no tengamos que tener más femicidios”, planteó Catalina. 

Luchar contra el femicidio 

En lo que va del año, más de 40 mujeres han sido víctimas de este delito, que es entendido como la manifestación más grave de la violencia contra las mujeres. 

La violencia, sostienen organizaciones de Derechos Humanos, debe ser entendida en un sentido amplio, pues se manifiesta como violencia física, maltrato psicológico, violación, insinuaciones sexuales no deseadas, acoso callejero, esclavitud, mutilación genital, violencia obstétrica, entre otras.

Catalina recordó que ayer, 23 de noviembre, “por fin” se decretó la condena de 20 años de prisión a Jaime Jiménez Jorquera, quien asesinó en abril de 2019 con 19 puñaladas en plena vía pública a su excónyuge, Joyce Tello Áviles. El femicidio se produjo tras una serie de hostigamientos y amenazas de él en contra de Joyce. 

Catalina planteó que casos como esto hacen más urgente que se aborde la violencia contra las mujeres “siempre, no solo en el mes de noviembre” y agradeció el espacio de Mujer Impacta y de ADN Radio para debatir estos temas. 

Además, felicitó que hoy se esté visibilizando otro tipo la violencia: la violencia contra los hombres y los límites que se le imponen por estereotipos como “un hombre no llora”. 

De igual forma, hizo un llamado a la sociedad en su conjunto a apoyar a las mujeres sobrevivientes de la violencia y de intentos de femicidio. “Las mujeres sobrevivientes se sienten solas”, afirmó Catalina, recalcando que es importante que todos sepan “el circuito de la violencia, cómo la mujer queda después de hacer la denuncia, después del proceso de abandono… son mujeres dañadas”. 

Catalina expresó que su labor le ha entregado una respuesta “súper bonita”: entre sus alumnas y exalumnas están mujeres empresarias, otras que se lanzaron a la política y que siempre le agradecen lo que aprendieron en defensa personal. 

Al cierre del programa, Catalina insistió: “Mujeres, respetémonos, unámonos. No debemos segregarnos, debemos unirnos”. Un llamado al cual se sumaron María Paz y Sandra, destacando que “entre todas nos tenemos que apoyar” y buscar “eliminar la violencia desde la crianza”. 

Quienes necesiten conversar, tomar clases o pedir el apoyo de Catalina, pueden contactarla al +56 9 9517 8099 o a través de su Instagram.

Últimas publicaciones