María Teolinda Higueras

Bibliolancha itinerante

Premio Mujer Impacta 2020

Publicado Mayo 6, 2021
Por Mujer Impacta

Teolinda se define como una mujer chilota que se ha preocupado por el desarrollo cultural de su comuna y provincia. 

“Hace décadas, gestioné y diseñé en conjunto con el arquitecto Roberto Rojas la construcción de una biblioteca que sirviera a los pobladores de todas las edades. La Biblioteca Pública Edwing Langdon N°151 de Quemchi es de estilo palafítico y tiene 660m2”. 

En el otoño de 1995, ante el desafío propuesto por la Dirección Nacional de Bibliotecas públicas de Chile de “fomentar la lectura y llegar a todos”, Teolinda viajó por tierra y mar para conocer el archipiélago de Chiloé en profundidad. 

“Como fomentar la lectura es una obra conjunta, soñé y concreté en comunidad el proyecto Bibliolancha Itinerante. Al principio, el plan se llevaba a cabo con la ‘ruta médica’ en las postas rurales, donde la comunidad, aparte de recibir servicios de salud, pedía libros prestados, los que devolvía al cabo de un mes, cuando la bibliolancha llegaba nuevamente a las islas”.

Teolinda anduvo a bordo de diferentes embarcaciones estatales y durante unos diez años, en una lancha de la agrupación social, cultural y comunitaria “Otilia Yañez”. Recién en 2016 se materializó su sueño de contar con una lancha propia: la Fundación Desafío Levantemos Chile logró recaudar los 30 millones de pesos necesarios para adquirir una embarcación que permite llevar la lectura, la cultura y la entretención a los habitantes de las islas más apartadas. 

La bibliolancha lleva por nombre “Felipe Navegante”, mide 15 metros y tiene capacidad para 32 personas. Tac, Metahua, San José, Añihue, Mechuque, Voigue y Cheniao, en los sectores de Chauques y Butachauques, son algunos de los rincones de difícil acceso que visita en Chiloé. Permanece en cada isla durante una semana, turnándose durante todo el año para que sus habitantes visiten la biblioteca y reciban capacitaciones y talleres. 

El programa es único a nivel nacional y ha permitido llegar con un real aporte cultural a escuelas y comunidades que no tienen acceso a este tipo de servicios. Entre las lecturas preferidas de los usuarios están las novelas, los libros de manualidades y los que tratan sobre medicina natural.

“Felipe Navegante” recorre las islas con distintas propuestas, como Giras culturales, Encuentros de Circo-teatro, Club de lectores, Letras en movimiento y Cuentacuentos, entre otras variadísimas actividades. 

Desde leer obras de un determinado escritor y luego recibirlo en terreno y dialogar sobre su vida y sus textos, hasta promover la escritura de las conversaciones entre niños y abuelos, que pasan a través de las generaciones alrededor de los fogones y que así pueden permanecer en la memoria de todos.  

Frente al aislamiento, la bibliolancha permite a los habitantes de estas islas, soñar, humanizar, democratizar la lectura, unir culturas y hacer comunidad, buscando respuestas colectivas a preguntas como por ejemplo: ¿Qué hay más allá del mar?